Cargando...

AUTOMÓVILES SIN GASOLINA

if-they-are-just-forgotten-memories-toy-metal-car-life-documentary-close-up-0817-daily-boutique

Imaginar un automóvil que no dependa de un combustible fósil, hoy en día nos parece más creíble que hace unas décadas, los avances que se tienen ahora sobre la industria automotriz nos sorprenden a diario, en los últimos años han surgido innovadoras propuestas sobre combustibles alternos y nuevas formas de obtener energía mecánica.

Durante años se han tenido propuestas sobre alternativas a los combustibles fósiles, si bien todos hemos imaginado con ideas futuristas autos increíbles, pero no tenemos en cuenta su combustible o impacto al medio ambiente.

¿Un automóvil tecnológicamente avanzado contamina?

Automóviles híbridos

 Compañías automotrices han lanzado al mercado automóviles híbridos, estos automóviles funcionan con gasolina principalmente, pero tienen modificaciones en su motor para tener una ayuda en su funcionamiento esto a base de: motores eléctricos, aire comprimido, CO2 o Hidrogeno.

Si bien las emisiones son menores no se descartan de riegos de contaminación, lo que la gran mayoría quiere es un automóvil libre de emisiones.

El cambio climático es un factor importante en la innovación que se tenga sobre la industria automotriz, todo avance que se presente debe ser valorado sobre impacto al medio ambiente.

pvztmt2

Automóviles eléctricos

No gastar en gasolina para su auto es el sueño de muchos, esto es posible gracias a los avances en la industria automotriz que nos presentan automóviles eléctricos, pero hay aspectos que considerar en estos automóviles desde precio hasta distancia a recorrer.

5 aspectos a considerar antes de comprar un auto eléctrico

  • Tiempo de recarga: El tiempo promedio de recarga de un conector nivel 1 —que es el que viene incluido con el vehículo— es de 16 horas y alcanza para recargar el 100% de la batería, dice Jorge Vallejo, director de la división Nissan Leaf. Los cargadores nivel 2, que son los que hay instalados en algunos centros comerciales, recargan 80% de la batería en cuatro horas, mientras que los nivel 3, que están instalados en los corredores, lo hacen en 30 minutos.
  • Distancias: En números, la autonomía de un auto eléctrico es más que suficiente para ir y regresar a la oficina con una sola carga de energía. La autonomía promedio de un auto eléctrico es de 140 km por recarga, sin embargo, no es suficiente para carretera, ya que la mayoría de los puntos turísticos fuera del valle de la Ciudad de México, como Acapulco, están por encima de ese rango.
  • Opciones de recarga: Las marcas han negociado con la Comisión Federal de Electricidad la instalación de un medidor exclusivo y con tarifa preferencial para recargar el vehículo en casa, la cual es suficiente para ir y venir de la oficina o para salir los fines de semana. Estos vehículos también se pueden recargar en algunas plazas comerciales, en universidades o en los corredores que hay en algunas ciudades del país, como la Ciudad de México, Monterrey y Aguascalientes. Según la aplicación ChargeNow, en el país funcionan 127 cargadores, distribuidos en 14 estados: Ciudad de México, Estado de México, Morelos, Puebla, Hidalgo, Querétaro, Guanajuato, Aguascalientes, San Luis Potosí, Guadalajara, Nuevo León, Chihuahua, Yucatán y Quintana Roo.
  • Costo sobre beneficio: Recargar un auto eléctrico por un mes es hasta 60% más barato que llenar el tanque de gasolina. “Gracias a estos ahorros, un modelo cero emisiones es, a la larga, igual o hasta más rentable que uno a gasolina”, asegura Eugenio Granio, director de la marca BMW i, que incluye dos modelos eléctricos. Por ejemplo, recorrer 1,510 kilómetros con un vehículo eléctrico genera un gasto en recargas de 630 pesos, hacerlo con un auto a gasolina de cuatro cilindros requiere 1,814 pesos en gasolina. La inversión en combustible sube a 2,776 pesos si el modelo es de ocho cilindros. Sin embargo, el desembolso inicial triplica el precio de un modelo similar a gasolina: el Chevrolet Spark EV está disponible desde 399,000 pesos, mientras que la versión a gasolina cuesta 123,500 pesos.
  • Opciones disponibles: Los autos eléctricos llegaron a México en 2006, y actualmente hay cinco modelos disponibles. ‘Es importante verificar el rendimiento que cada uno ofrece y la velocidad de recarga para elegir la mejor opción’, recomienda Luis Manuel Guerra, presidente del Instituto de Asistencia en Investigaciones Ecológicas (Inaine).

Cabe mencionar que automóviles eléctricos como los desarrollados por Tesla Motors han incluido un piloto automático, pero de autonomía total aún estamos lejos.

Pero ¿su autonomía es total?

 

 

Los coches de Tesla no son autónomos. Sé que muchos quieren creer que lo son, pero no es así. Son coches eléctricos que cuentan con un modo de piloto automático que funciona realmente bien, pero el grado de autonomía que confiere en la conducción es limitado. La confusión está ahí y ha hecho que muchos usuarios de Tesla pongan a prueba los límites de esa capacidad y por el camino confundan a millones de personas.

Los propios conductores de estos coches deberían saber mejor que nadie hasta dónde se puede (es más, “se debe”) aprovechar esa capacidad, pero desde que apareció el modo de piloto automático han aparecido vídeos en los que propietarios irresponsables aparecían durmiendo, jugando a las damas o, como en el caso del reciente accidente mortal, viendo una película en lugar de hacer lo que tenían que estar haciendo: no utilizar su coche para algo para lo que (de momento) no fue concebido).

No hay coches autónomos. No al menos bajo la definición de la NHTSA de los Estados Unidos, el organismo que ya en mayo de 2013 emitía su clasificación de los distintos grados de autonomía que podíamos esperar en este tipo de vehículos:

  • Sin autonomía (Nivel 0): el conductor está en control completo y absoluto de los controles principales del vehículo -freno, volante, aceleración y potencia- en todo momento.
  • Autonomía en funciones específicas (Nivel 1): la automatización en este nivel incluye una o varias funciones de control específicas. Los ejemplos incluyen el control electrónico de la estabilidad o la precarga de los frenos, en los que el vehículo asiste de forma autónoma en el frenado para permitir que el conductor recupere el control del vehículo o frene más rápido que si lo hiciera él solo.
  • Autonomía en funciones combinadas (Nivel 2): este nivel incluye la autonomía de al menos dos funciones de control principales diseñadas para trabajar al mismo tiempo para evitarle al conductor el control de esas funciones. Un ejemplo de funciones combinadas que habilitaran una autonomía de nivel 2 sería el control de velocidad de crucero en combinación con el centrado de carril.
  • Conducción autónoma limitada (Nivel 3): los vehículos con este nivel de automatización permiten al conductor ceder el control completo de todas las funciones claves para la seguridad bajo ciertas condiciones de tráfico o medioambientales y que en esas condiciones se dependa en gran medida del vehículo para que este monitorice cambios en esas condiciones que requieran que el conductor vuelva a tomar el control. Aquí se espera que el conductor esté disponible para un control ocasional, pero con un tiempo de transición suficientemente confortable. El coche de Google es un ejemplo de esta conducción autónoma limitada.
  • Conducción autónoma completa (Nivel 4): el vehículo se diseña para ofrecer todas las funciones críticas para la seguridad de la conducción y para monitorizar las condiciones de la carretera en un viaje completo. En este diseño se prevé que el conductor proporcionará el punto de destino o datos sobre la ruta, pero no se espera que esté disponible para controlar el vehículo en ningún momento durante el viaje. Esto incluye tanto vehículos ocupados como no ocupados.

La propia clasificación de este organismo deja claro que hoy por hoy los coches que más se acercan a ese futuro coche autónomo son los coches de Google, y siguen estando en el nivel 3 de autonomía que demuestra que estos vehículos aún tienen margen de mejora. A principios de año la empresa reconocía que sus coches habían tenido 272 fallos y que en 13 situaciones el conductor tuvo que intervenir para corregir la marcha de estos coches autónomos.

el-vehiculo-del-futuro-ya-esta-aqui-las-firmas-que-ya-trabajan-en-el-coche-autonomo

Eso resulta revelador para un mercado en el que el resto de competidores parecen estar claramente por detrás de Google. Todos los grandes están trabajando en sistemas de este tipo, y muchos de ellos aprovechan para criticar o comparar sus opciones con la de fabricantes como Tesla que para los expertos está aún en un nivel 2 de autonomía según esa clasificación.

Lo que queda claro tras todo este debate es que los coches de Tesla están muy lejos de ser coches autónomos. Ahora son los conductores los que deben asumir la realidad y utilizar características como el piloto automático con mucha precaución. La responsabilidad sigue siendo nuestra, y seguirá siéndolo durante mucho tiempo.

¿Estamos listos para automóviles autónomos?

¿Que tan lejos estamos de dejar la gasolina?

troncomovil-1-660x350

fuentes consultadas:

(Visited 22 times, 1 visits today)

Deja un comentario